VIERNES 18 DE ENERO DE 2019

PRESENTACIÓN DE LIBRO “El caso Anne” de Gustavo Dessal.

SECCIÓN  DE PSICOANÁLISIS

LUGAR: Sede del Ateneo. C/ Sta. Teresa de Jesús, 4. Palencia.

HORA: 19:30h.

PRESENTAN: Ángela González y Fernando Martín Aduriz

RESEÑA: Jesús Pol Rodríguez

Gustavo Dessal (Buenos Aires, 1952) es psicoanalista y escritor. Reside en Madrid desde 1982. Ha escrito libros de relatos, novelas, y ensayos.

Entre sus últimas obras destacan Clandestinidad (Interzona, 2010), Demasiado rojo (2012), el ensayo escrito junto con Zygmunt Bauman, El retorno del péndulo (2014) y El caso Anne (2018). Ha sido traducido al inglés, francés, portugués y rumano.

El libro que presentamos EL CASO ANNE: “¿Yo nací con algo roto, o se rompió más tarde?” El Dr. Palmer, al igual que el autor de este libro, es psicoanalista. Pero, a diferencia del autor, trabaja además en un hospital y es asesor forense de la Justicia. Anne, la protagonista de esta historia, es una mujer cuyos padres sobrevivieron a un campo de concentración nazi. Luego de un ataque de furia a plena luz del día frente a la casa de su exmarido, es detenida por la policía y debe iniciar un tratamiento terapéutico con el Dr. Palmer. El caso Anne visibiliza los desencajados engranajes de la condición humana. A lo largo de la terapia, Anne se convertirá en el espejo donde ni un solo lector dejará de reconocer al menos un rasgo de sí mismo. Con un gran manejo del suspenso y la maestría de las grandes plumas del thriller, Gustavo Dessal nos ofrece una historia atrapante que reúne el dolor de la existencia y el coraje necesario para reanudar un camino interrumpido. Esta novela es una profunda indagación en los graves trastornos psíquicos, mucho más que la desventura de un drama singular. Es una cita con la soledad, el desamparo y la lucha entre la locura y el deseo de vivir.

Reseña, por Jesús Pol Rodríguez

Puede que la caída de los primeros copos de nieve en la ciudad no fuera la noticia más notable del viernes 18 de enero. A eso de las 19:30 la sede del Ateneo de Palencia presentaba, una vez más, una afluencia notable. Los intrépidos asistentes esperaban charlando el inicio de la presentación de un libro de esos en los que el paso de las páginas te puede llevar más allá del tiempo. La compañía de sus personajes conmueve a cada paso y, si uno deja hueco, se puede llevar algo de esa semilla del saber que sólo la locura es capaz de dar como fruto. “El caso Anne”, de Gustavo Dessal, llegaba a la ciudad traído de la mano de la sección más activa del Ateneo, la de Psicoanálisis. Y como no podía ser de otra manera, Ángela González, la directora de la misma, fue la encargada de abrir el acto. Quienes escuchamos sus palabras a buen seguro tuvimos la oportunidad de viajar hasta algunos de esos libros que forman nuestra “biblioteca íntima”, inevitable quizás cuando esta amante de la literatura destacó, desde la importancia de la primera página, algunos de los ilustres autores que formaban parte de la suya. Pulsadas las teclas justas de los personajes de la novela, se pudo respirar por un momento la atmosfera de la misma, cuyo elemento principal no es otro que la locura. De las diferentes formas observadas en libro, Ángela González destacó la locura femenina y enumeró a las “damas de la locura” que la habían acompañado en su lectura: Lol V. Stein, Lucía Joice, Lisbeth Salander y Virginia Wolf quien no tuvo la dicha de encontrarse con ningún Dr. Palmer que pudiera alentarle el deseo de vivir, conocido es su final.

Las palabras de despedida de Virginia Wolf a su marido sacudieron la sala mientras acababa la primera intervención. El autor, de lado, permanecía atento y entre el silencio aún se podía ver al público. Turno de Fernando Martín Aduriz, presidente del Ateneo de Palencia, que sin perder el tiempo empezó, digamos, contando una historia. Y para ello desplegó las piezas sobre el tablero poco a poco y en el momento justo. Galdós, Vargas Llosa, Unamuno…“Sí, toda novela, toda obra de ficción, todo poema, cuando es vivo, es autobiográfico. Todo ser de ficción, todo personaje poético que crea un autor hace parte del autor mismo”. El protagonista indiscutible del libro es el Dr. Palmer, dijo el psicoanalista…Una introducción brillante para ofrecer unas pinceladas sobre el autor, G. Dessal y sus facetas de escritor y psicoanalista. “Un escritor es eso, un psicoanalista, un cazador de palabras, dicen Dessal y Palmer” se le escucho decir. Claro está que si Dessal y Aduriz no se conocieran esta historia sería otra, pero como no es el caso, el recuerdo de una serie de encuentros entre ambos le fue brindado al público para acercarse un poco más al autor.

Gustavo Dessal, escritor y psicoanalista miembro de la ELP, lucía agradecido cuando llegó su turno. Su castellano rioplatense cambio la tonalidad y ofreció otros matices. Escuchamos al “verdadero” Dr. Palmer, curado de querer curar y enseñado por la sabiduría y el sentido del humor del loco. Supimos que detrás Anne se esconde un caso que presentó un compañero y que lo conmovió especialmente. De ahí nace esta novela donde confluyen por primera vez sus facetas de escritor y psicoanalista. Eso sí, no será la última, ya que según comentó, habrá continuación y el Dr. Palmer seguirá incansable “practicando este raro oficio de cazador de palabras” por eso de que el psicoanálisis “es como el veneno de una serpiente, cuando te entra no hay marcha atrás”.

Hubo tiempo para alguna de esas preguntas que generan conversación con el público sobre todo si el protagonista se presta, era el caso. Y ya saben, todo principio…la presentación llegaba a su fin con la firma de este gran libro y un vino español. Los asistentes salían risueños poco a poco, de la nieve no había ni rastro, pero para aquellos que habían afinado su oído bueno algo se llevarían, pues tres “cazadores de palabras” habían liberado alguno de sus tesoros en ese espacio que es sede del Ateneo de Palencia.