Poema contra la barbarie por Sari Fernández Perandones

PARIS 13 de NOVIEMBRE 2015 (atentado en Bataclán)

 

Los músicos seguirían tocando

los muertos en silencio, recordarán la noche más interesante de su juventud

desdeun cielo donde Alá llora la estulticia, y Cristo su abandono

donde la asamblea de los dioses se reúne para encontrar alguna solución

a este odio en su nombre.

 

Aquí solo nos queda un trabajo de humanos   un qué hacer

una idea detrás de cada bomba

la desorientación de la grandeza

el poder de algún voto desnudo

los muertos olvidados

o rezar.

Pero también la voz, y el miedo. El silencio o el caos de la valentía.

 

Dudo que con los nuevos chefs de estúpidas recetas

los hambrientos sosieguen sus torturas.

 

Oh, el hombre, cobarde antílope felón,

depredador de desesperaciones.

Ah, el hambre, inmensidad de ciencia ficción como el desierto

 

No habrá quien se defienda de esa furia  líquida y rota.

De los ejércitos de estómagos vacíos.

SARI FERNÁNDEZ PERANDONES

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *