VIERNES 15 DE MARZO DE 2019

SECCIÓN DE PSICOANÁLISIS
“FEMINISMO Y PSICOANÁLISIS”

 

LUGAR: Sede del Ateneo. C/ Sta. Teresa de Jesús, 4. Palencia.

HORA: 20:00h.

PONENTE: Mercedes de Francisco

PRESENTAN:  Fernando Martín Aduriz y Ángela González Delgado

RESEÑA: Virginia González

Entrada libre hasta completar aforo

Reseña, por Virginia González

Mercedes de Francisco Vila es psicoanalista, AME de la Escuela Lacaniana de Psicoanálisis del Campo Freudiano en España y miembro de la Asociación Mundial de Psicoanálisis. Docente del NUCEP y del Instituto del Campo Freudiano. Co-coordinadora del NUCEP y co-coordinadora del Instituto del Campo Freudiano en España. Fue Presidenta de la Escuela Lacaniana de Psicoanálisis del Campo Freudiano en España en el periodo 2000/2002. Ha impartido múltiples seminarios y conferencias, y ha publicado numerosos artículos en distintos libros, revistas y medios digitales. Autora del libro Un nuevo amor editado por Grama Ediciones, Buenos Aires, 2012 y del libro En Femenino Singular editado por Grama Ediciones, Buenos Aires, 2016.

El pasado viernes 15 de marzo tuvimos el placer de escuchar a Mercedes de Francisco en la conferencia titulada “Feminismo y psicoanálisis”. El acto fue organizado por el Seminario del Campo Freudiano en Castilla y León (coordinado por los psicoanalistas Fernando Martín Aduriz y José María Álvarez Martínez) y la Sección de Psicoanálisis del Ateneo científico, literario y artístico de Palencia (dirigida por la psicoanalista Ángela González Delgado).

Concretamente, la Sección de Psicoanálisis del Ateneo, compuesta en la actualidad por 31 ateneístas, es un espacio en el que se debaten las relaciones del Psicoanálisis de orientación lacaniana con la cultura. Realizamos reuniones mensuales, leemos textos y comentamos cine. En esta ocasión para la preparación de la conferencia hemos conversado sobre una entrevista[1] realizada en 2013 a Mercedes a propósito de la publicación de su libro Un nuevo amor editado por Grama Ediciones, Buenos Aires, 2012 y sobre el capítulo “Ser hombre, ser mujer, lo que se tambalea en el siglo XXI”[2] publicado en su página Web y en su libro En Femenino Singular editado por Grama Ediciones, Buenos Aires, 2016.

Estos encuentros mensuales tienen el  propósito de acercar el psicoanálisis a la ciudad, promueven la participación y fomentan la lectura de textos relacionados con la orientación psicoanalítica del psicoanalista francés Jacques Lacan entre todos los socios de la Sección de Psicoanálisis del Ateneo de Palencia, incluyendo los que viven fuera de la ciudad y no pueden asistir siempre presencialmente.

La conferencia “Feminismo y psicoanálisis” fue presentada por Ángela González Delgado y Fernando Martín Aduriz, a continuación se pueden leer sus intervenciones:

Presentación de la conferencia “Feminismo y psicoanálisis”, de Mercedes de Francisco, en Palencia el 15 de marzo de 2019. Ateneo de Palencia, Sección de Psicoanálisis.

La memoria de la piel

Ángela González

Puesto que nos encontramos en el Ateneo de Palencia y dado que hoy trataremos sobre feminismo y psicoanálisis, quiero comenzar recordando a todas aquellas mujeres que lucharon en su día por obtener su condición de ateneístas. En el Ateneo de Madrid, fue Emilia Pardo Bazán la primera socia, con el número 7925, allá por el año1905. En nuestro Ateneo ocho eran las socias que figuraban como tales en 1924, alrededor del 4% del total de asociados.  A pesar constituir una inmensa minoría y teniendo en cuenta las específicas características de la época, es de reseñar que las ateneístas pudieron elegir a sus representantes en el Ateneo años antes de conseguir el derecho al voto en nuestro país.

En los últimos días cuando, veo las calles del mundo repletas de mujeres, me da por pensar si es que la piel tiene memoria y si no será ese deslizamiento de la memoria de las mujeres lo que no permite olvidar los cientos de años en los que hemos padecido de un modo particular de hacer, un modo terrible en muchos casos, y me pregunto si no es esto lo que en nuestros días llena las calles de gritos desgarrados. Muchedumbres de mujeres que gritan lo que, una a una, parecen no poder decir, en ocasiones.

La buena pregunta para este encuentro, es pues, qué puede aportar el psicoanálisis a la causa feminista, siendo como es el psicoanálisis una experiencia subjetiva, y también un dispositivo que da voz a las mujeres, a todas aquellas que tienen a bien hacer buen uso del mismo.

Lo explica de modo muy preciso Marie-Hélène Brousse: “La contribución del psicoanálisis a la causa de las mujeres consiste, entonces, en darles la palabra, en escucharlas testimoniar, una por una, en su diversidad, acerca de sus dificultades con lo que piensan que es lo femenino. En ningún caso pretende formular enunciados de tipo normativo sobre los deseos que las animan o los conflictos que las dividen, pero puede modelizar los funcionamientos psíquicos necesarios para encontrar soluciones susceptibles de satisfacer a los sujetos”.

El enigma de la feminidad

Fernando Martín Aduriz

Freud en 1932 dicta una conferencia sobre feminidad. En ella expresa al principio que el enigma de la feminidad ha puesto a meditar a los hombres de todos los tiempos. Nos sigue haciendo pensar. Freud fue uno de los primeros que escuchó a las mujeres, especialmente a aquellas que no eran escuchadas por nadie y tachadas de molestamente histéricas.

Entonces primera pregunta que me formulo, y que formulo a Mercedes de Francisco, (psicoanalista de largo recorrido, muy querida en nuestra tierra de Castilla y León, docente del Nucep en Madrid y actualmente coordinadora en España del ICF, autora de varios libros sobre la cuestión que nos ocupa hoy), pregunta que se dirige a un más allá de la irrenunciable igualdad de derechos, ¿sería el feminismo una manera de no preguntarse, hombres y mujeres, acerca del enigma de la feminidad?

Si aceptamos que la lógica del todo está del lado del sujeto masculino, lugar que pueden ocupar electivamente hombres y mujeres, y la lógica del no-todo es una lógica del sujeto femenino, ocupado electivamente por hombres o por mujeres; si la lógica el todo es la del tener, y la lógica del no-todo es la del ser, no parece problema entender que hombres y mujeres pueden caminar hacia el campo del no-todo, y aceptar mejor ser que tener, dicho de otra manera saber perder, o dicho de otra, que frente a lo completo y lo absoluto, ni se es ni se tiene. Sin embargo, ¿qué impide a una mujer feminizarse? ¿Qué impide a un hombre feminizarse? ¿por qué algunas mujeres optan por masculinizarse?, ¿por qué algunos hombres no pueden abandonar su masculinización extrema?, ¿es la masculinización extrema una manera de feminizarse?

Otra cuestión sería saber si la lucha por la igualdad entre hombres y mujeres puede abolir la diferencia de los sexos. Quisiera también preguntar por último a Mercedes, qué podemos hacer los psicoanalistas en la vida de la ciudad por contribuir al avance del feminismo.

Gracias de antemano por tu enseñanza. Esta conferencia de hoy en el marco de la Sección de Psicoanálisis del Ateneo de Palencia, constituye también parte de la formación continuada en psicoanálisis que en Castilla y León despliega el SCF, razón por la que esta noche están aquí convocados participantes y colegas de distintas ciudades, y voy a anunciar la decisión que hemos tomado de estudiar para el curso 2019-2020 el seminario de Jacques Lacan, Encore (Aún), que es un texto básico para investigar el amor y las relaciones entre los sexos, y como he traído tu libro Un nuevo amor que amablemente me dedicaste en Barcelona hace seis años, y como me apresto a viajar a Buenos Aires el próximo martes para presentar mi libro sobre la ansiedad, quiero finalizar esta presentación con una frase sacada del mismo:

“Si la angustia es una señal de lo real, un afecto que no engaña y el amor es un afecto que engaña, ¿podríamos considerar que “el nuevo amor lacaniano” sería un afecto menos engañoso, que estaría más orientado por lo real?”.

Finalizadas las presentaciones de Ángela y Fernando, la intervención de Mercedes comenzó con un breve repaso de cómo Freud va perdiendo la ilusión de erradicar el síntoma, desterrando la idea de felicidad y normalidad para pasar a desprenderse de la ilusión de que la razón y las luces iban a ganar a la barbarie. Freud en “Análisis terminable e interminable” plantea que el obstáculo de la cura analítica es el rechazo de lo femenino. Rechazo que está presente en el discurso capitalista donde la singularidad de cada uno queda eliminada.

Explicado esto Mercedes pasó a transitar por la enseñanza de Lacan en su intención de encontrar un universal que defina a una mujer ¿Qué quiere una mujer?, siendo este un imposible que atraviesa todas las épocas. Sin embargo, para Lacan es en las fórmulas del lado femenino donde la igualdad se cumple porque no hay ningún ser humano que no tenga una relación con el lenguaje.

Mercedes continuó hablando sobre los siguientes temas de manera muy clara y sencilla:

  • Violencia contra la mujer.
  • Diferenciar a la madre de la mujer.
  • Histeria de la mujer, no siendo lo mismo la histeria que la posición femenina.
  • El cuidado que hay que tener con el “para todos”.
  • Los efectos reaccionarios que se producen siempre que hay efectos del feminismo.

Para finalizar Mercedes nos dejó claro que el feminismo no se trata de una guerra entre hombres y mujeres, ya que la igualdad de los derechos no es borrar la diferencia.

Después de las intervenciones se dio paso a una tertulia con el público asistente, generándose mucho entusiasmo sobre este tema dado el auge que el movimiento feminista está tomando a nivel global.

[1] https://www.lacasadelaparaula.com/es/mercedes-de-francisco-psicoanalista-el-amor-es-una-eleccion-absolutamente-inconsciente-no-eres-dueno-en-tu-eleccion-2/

[2] https://www.mercedesdefrancisco.com/2015/12/ser-hombre-ser-mujer-lo-que-se-tambalea.html