Pregón literario en el Casino

El ateneísta palentino Javier Cantera ha sido este año el responsable de pronuniciar el pregón literario en el Casino de Palencia.

Cantera  (palentino, psicólogo, empresario, leonardino y tintinólogo) es Doctor en Psicología por la Universidad Complutense de Madrid, además estudió Derecho e hizo diferentes másters en Escuelas de Negocio. Ha escrito diversos libros del área de Psicología del Trabajo y multitud de artículos sobre comportamiento organizacional y procesos de Recursos Humanos. Ha ocupado diferentes cargos en el área de Recursos Humanos en empresas como Telefónica, Enagas, Respsol, Schweppes, y además es profesor en diversas escuelas de Negocio. Es socio y director de varias empresas, siendo Presidente de Grupo Blc durante los últimos veinte años. Además es Presidente de la Fundación Personas y Empresas. Sus valores leonardinos se reflejan en su blog www.javiercantera.es y en su twitter @canteraleonardo. Y su especialidad en Tintin lo lleva a participar en diversos foros linkedin de especialistas en este cómic.

Os adjuntamos un resumen de su pregón:

Si viviera Jorge Manrique ¿Trabajaría en Google o estaría en el paro?

Agosto 2017

Dar un pregón en el Casino de Palencia por un heterodoxo palentino, psicólogo, empresario y leonardino (amante de Leonardo DaVinci) y tíntinologo (especialista en TINTIN), tiene un enorme peligro. ¿Qué sea todo menos un pregón? Pero aceptado el reto creo que el título refleja lo que es mi tesis. La principal fortaleza de Palencia está en las competencias y habilidades de los palentinos, pues siguiendo a la psicología positiva  solo se puede crear desde las fortalezas y no desde las carencias, que por cierto, son muchas y manifiestas pero que no nos hacen crecer. Siguiendo los últimos estudios de investigación de la ciencia psicologica me atrevo a decir que las características psicológicas que Lazlo Bock (Ex Director de RRHH de Google) dice que tiene que tener para trabajar en Google la tienen los palentinos. Estas características son : curiosidad por aprender, determinación, enfrentarse a los problemas, perseverancia y humildad intelectual las cuales poseemos claramente aunque a veces se enmascare con la desconfianza, la envidia…¡Perdón, que solo vamos a hablar de fortalezas!. Pues bien, la psicogeografía que tanto se está desarrollando en la Universidad de Waterloo (Colin Ellard) demuestra como el entorno influye en las emociones y comportamientos, y sin duda, es la aridez, la austeridad y la escasez de nuestro entorno lo que tiene enormes influencias en nuestra pasión, realismo y resilencia. Por otra parte, las investigaciones neurocientíficas en torno a la denominada neuroergonomía nos demuestra que hay herramientas que nos permiten utilizar bien el cerebro humano (IDRISS ABERKANE), identificando que el pragmatismo y el realismo es junto a la pasión las grandes herramientas neurológicas, pues también nuestra cosmovisión del “al pan, pan y al vino, vino” influye en nuestra capacidad de adaptación, de flexibilidad y de capacidad de aprendizaje. Pues sí, lo que en un principio sería un inconveniente como es un ecosistema escaso, rudo y una cultura muy realista es el crisol más apropiado para tener las competencias más adecuadas para enfrentarse a este mundo tan cambiante. Por otra parte, en la lista del paro está llena de grandes talentos que buscan un arca perdida de empleo estable que no existe. En este momento, la única seguridad está en tu capacidad de cambio. Ya no vale cerrarse en un título académico reglado y buscar trabajo, sino más bien, encontrar trabajo que te guste y adaptar tus conocimientos. De aquí la importancia de tres enseñanzas de nuestros maestros vitales palentinos, que son aquellos personajes que han configurado  nuestra biografía vital. Estas enseñanzas son: que el esfuerzo vale la pena, que todo se aprende y que de todo se sale. Esforzándose, aprendiendo y sabiendo que todo tiene solución menos la muerte es una gran receta personal y profesional. En una conferencia TED en la red se hacía una gran pregunta ¿Hay vida antes de la muerte? y yo siempre pienso en nuestro Jorge Manrique, por su enorme lección de pragmatismo y realismo que significan sus palabras en “las coplas a la muerte de su padre”. La mejor herramienta psicológica para superar un duelo es una lectura reflexionada de esta obra de Jorge Manrique.

De aquí surge la pregunta, sobre si este autor trabajaría en Google ya que tiene las competencias  y requisitos o estaría en el paro buscando empleo. Pero yo defiendo que no estaría en ninguno de los dos sititos, sino que sería un gran empresario palentino. Mi clamor es el apoyo a crear una nueva generación de empresas palentinas, que basándose en el esfuerzo, aprendizaje y autoestima pueden variar nuestro panorama local.

En este sentido, tenemos las responsabilidad de huir de conceptos clásicos de empresarios subvencionados y luchar por una empresa leonardina, que se centre en la curiosidad por aprender cosas nuevas, pero que busque la rentabilidad sostenible y navegue en el sfumato o tolerancia a la ambiguedad actual. Por eso, manifiesto que la hoja de ruta para crear esta nueva generación de empresarios palentinos pasa por tres esfuerzos. Primero, soñar para crear conocimientos, en este sentido, Palencia debe atraer como un imán diferentes congresos, seminarios y reuniones de networking de conocimiento que se reúna en nuestra tierra. Sería crear como los mercados medievales donde se atraía a la gente y se intercambia conocimiento. En segundo lugar, persuadir para crear nuevos palentinos. Tenemos que convencer a emprendedores y empresarios del resto del mundo que en Palencia merece la pena estar para crear. Sería crear el mestizaje necesario para crear futuro. Y por último, incentivar entre nosotros las iniciativas emprendedoras de palentinos, crear plataformas para generar financiación y colaboración de empresarios actuales palentinos a futuros empresarios. Visualizar la pasión del empresario sostenible. Innocular las ganas de ser empresario, creador de futuros, diseñador de sueños y ante todo narrador de nuevas realidades. ¿ Por qué Palencia no puede ser cuna de grandes empresarios?. Tenemos competencias, capacidades, solo falta creérnoslo. En este pregón quiero destacar el optimismo inteligente que representa TINTÍN, ser un optimalista. ¡Optimista pero realista! por eso no hay que venderá las vísperas sin saber cómo es la fiesta que decía mi abuelo palentino. Es un honor hablar con los palentinos de ser emprendedor pero, ante todo, no hablemos mucho sino hagamos algo. La práctica deliberada, dice la ciencia psicológica, es la base del talento extraordinario, no se practica algo  porque se lo manden, sino porque les encanta. Leonardo DaVinci  nos decía que el amor es la fuente de todo conocimiento. Por eso, para ser un empresario hay que hacer tu curriculum de fracasos, porque de aquella práctica deliberada no exitosa es la base de tu futuro éxito. En fin, que es un honor ser un heterodoxo palentino que cree en su capital humano y que incita a cambiar una visión clásica de ser empleado (los buenos empleos siempre están fuera de Palencia), o ser funcionario (empleos de poco nivel de decisión) Para instalar población de futuro en Palencia  hay que incentivar en el desarrollo de empresarios en nuestra querida Palencia.

No quiero acabar este pregón, sin decir que menos hablar y más escuchar al mundo para crear una mirada fresca de ser empresario. Yo ya me apunte y en que te puedo apoyar querido empresario palentino…

Fco. Javier Cantera Herrero

Presidente Grupo BLC y

Fundación Personas y Empresas

www.javiercantera.com

twitter@canteraleonardo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *